Los otakus y las cosas que guardamos

Si algo tenemos muy arraigado en la cultura occidental, y que me ha tocado vivir de forma muy especial en México, es esa mala costumbre de guardar todo. Guardamos el angelito de recuerdo del bautizo (que no sirve para nada), los trastecitos de plástico de la crema o del yogurt de litro, la caja de los zapatos nuevos que terminamos ocupando para guardar más cosas, en fin, guardamos una infinidad de cosas inútiles y otras más que decimos “por si se llegan a ocupar después“. Nos duele deshacernos de las cosas porque en su momento nos costaron mucho dinero, o nos las regaló alguien especial, o en algunas ocasiones, por pura envidia de no querer dárselas a alguien más que quizá si las necesita. Esto también se ve traducido al mundo digital: nos duele eliminar cosas. Compramos torres y torres de DVDs vírgenes, queremos discos duros cada vez de más capacidad para que nos quepan más cosas. Esto tiene que ver, supongo, con esa mentalidad que tenemos los seres humanos actualmente de que lo que tenemos nos define. La reciente y creciente popularidad de los productos de Apple es otro reflejo de esto mismo. Pero me desvío del tema, hablaba sobre guardar cosas.  Esto es Otaku Mode así que, como ya he hecho anteriormente con otras cosas, en esta ocasión abordaremos este tema pero desde un punto de vista otaku: discos duros llenos de anime con la mejor calidad de video posible, cajas debajo de la cama llenas de tomos de mangas, torres y torres de DVDs de videojuegos que hace años pasamos y seguramente no hemos vuelto a jugar… ¿De verdad necesitamos guardar todo eso? ¿De verdad necesitamos guardar las cosas?

Leer más de esta entrada

Anuncios

Los fansubs hispanos y la crisis otaku post-Megaupload

Para mi sorpresa, la caída de Megaupload ha afectado más de lo que creí a la comunidad otaku hispana. Al ser el torrent mi principal método de descarga, no me había dado cuenta de que tanta gente requería de Megaupload para acceder a su anime. A diferencia del anime subtitulado en inglés donde prácticamente todo se maneja por torrent, todo parece indicar que las descargas de anime en español estaban prácticamente centralizadas en torno a MCAnime, en donde se usaba Megaupload como principal servidor de descargas.

En los últimos días, he leído a más detractores del protocolo Bittorrent que en el resto de los años que llevo en Internet. Mucha gente se ha visto forzada a recurrir a los torrents para bajar su anime, o según lo veo yo, se niegan a recurrir a ellos por sus pasadas experiencias con este método. Si bien ya hablé en este blog recomendando que consideren seriamente comenzar a bajar anime subtitulado en inglés, entiendo que no es una medida fácil ni a corto plazo, o simplemente hay muchos que no están en condiciones o con la disposición de hacer el cambio.

Uno de los problemas principales que veo en la comunidad otaku hispana, aunque pareciera no estar relacionado, es la enorme cantidad de fansubs en español que existen. Mientras algunos alegarán que mientras más fansubs existan tenemos más opciones disponibles, creo que esta es la razón principal que impide que el modelo de la distribución de anime subtitulado en español a través de torrents pueda ser aplicado de forma satisfactoria. A continuación explico por qué.

You made Mikuru cry¡Sí, ustedes fueron, fansubbers!

Leer más de esta entrada

Otaku Mode: ON

Hace exactamente 2 años, 1 mes y 1 un día, compré mi primer dominio. El hosting lo usé para llevar un blog durante todo este tiempo, que si bien no fui tan activo como hubiera deseado, fue una interesante experiencia. Por motivos económicos, he decidido no renovar el hosting este año, por lo que me quedo sin blog y sin dominio. Al momento de escribir esto, el sitio todavía anda por ahí, pues me dan 2 meses para pagar el nuevo año, pero desde ya he decidido reiniciar el blog de nuevo aquí y darle un nuevo enfoque. Además, supongo que servirá como prueba y si esto funciona bien, es posible que después decida volver a comprar un dominio.
De momento, no me siento con muchas ganas de editar ni diseñar, así que lo dejaré un tiempo con uno de los temas por defecto. Desde siempre me he enfocado mucho en el diseño, pecando quizás de dejar un poco en segundo plano al contenido. Dado que en esta ocasión he decidido enfocarme al contenido, haré lo contrario, es decir, dejar el diseño en segundo plano.

Prefiero la calidad sobre la cantidad, pero trataré de escribir frecuentemente. Quizás no escriba todos los días, porque no quiero convertir este blog en otro más de los tantos que ya existen en Internet que no hacen más que copypastearse noticias de anime unos a otros. Para estos momentos, seguramente ya tienes tus propias fuentes de noticias, así es que no es lo que pretendo en este sitio. Lo que pretendo es crear un sitio que genere contenido, que ofrezca opiniones distintas, genere polémica y discusión.
No parece tarea fácil, pero tampoco me molesta intentarlo, porque después de todo, es parte de ser otaku.

Otaku

Seeee, fue la primera imagen que me vino a la mente.

La diferencia fundamental entre un fan común y corriente y un otaku radica, en mi opinión, en algo que me gusta llamar commitment. No es un simple compromiso como la traducción al español sugeriría (y que convertiría mi afán de usar la palabra en inglés en simple mamonería), porque además, no creo apropiado considerarlo “compromiso”: eso sería verlo como una obligación y el hecho de adquirir por disfrutar de ver tus animes favoritos no tendría mucho sentido. Más bien, me refiero a algo muy parecido que en español se le suele llamar “dedicación”. Cuando de verdad te gusta algo, no te conformas con solamente escucharlo o verlo, sino que te gusta investigar sobre la gente que está atrás y lo hacen posible, buscas material relacionado, intentas crear tú tus propias relaciones con otras cosas que te gustan, lo compartes con tus amigos (dentro de lo posible) o por lo menos, con personas que saben que compartirán tus gustos, lo haces parte de tu vida. Hablando específicamente del anime, un verdadero otaku no se limita con ver anime y ya, siempre quiere, en pos de ese gusto, hacer algo más.

Esto es Otaku Mode. Donde mi modo otaku se pone en ON y simplemente, se deja ir. Y tú, ¿ya encendiste tu Otaku Mode?

Mientras esto empieza a cobrar vida, les dejo un wallpaper de Suzumiya Haruhi y Nagato Yuki, porque un poco de haruhiism nunca está de más.

Click para ampliar.

P.D. Por cierto, si alguien desea hacerme el enorme favor de permitirme un intercambio de links, lo agradecería muchísimo. Solo basta con dejar un comentario. Saludos.